Ahora leyendo
Así es como se ve el feminismo en Frankfurt

Así es como se ve el feminismo en Frankfurt

Hellen Baca

En la ciudad desde el día viernes 6 de marzo y para conmemorar  el Día Internacional de la Mujer se realizaron marchas, concentraciones, discusiones, exposiciones, teatro, etc. La serie de actividades y acciones dan cuenta de la necesidad de expresar los niveles de desigualdad, de demandar derechos y denunciar a voz en cuello la violencia contra la mujer.

Históricamente, las mujeres demandan derechos e igualdad de oportunidades. Hoy, además, gritan basta de feminicidios, exigen poner un alto a la muerte y desaparición, reclaman sanciones para a los responsables y respeto al derecho más enaltecido: la vida.  

Están gritando con el poder sus ovarios, desde el útero esta frase que se vuelve eco, que suena y resuena como tambor en las entrañas:

Grito hoy por las que no están, por aquellas a las que les arrebataron la voz.

Grito hoy, porque si mañana no estoy ¡quiero que griten por mí!

Autora desconocida

ONU Mujeres (2019) estima que en el mundo:

  • 35% de mujeres han sufrido violencia física y/o sexual, ya sea a manos de su compañero sentimental o no (las cifras no incluyen acoso sexual).
  • 70% habían experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida.  
  • 650 millones de mujeres y niñas se casaron antes de cumplir los 18 años
  • 200 millones de mujeres y niñas entre 15 y 19 años han sufrido mutilación genital femenina.
  • 15 millones de mujeres y niñas entre 15 y 19 años han sido obligadas a mantener relaciones sexuales forzadas, tan solo el 1% ha buscado ayuda profesional
  • 1 de cada 3 estudiantes entre 11 y 15 años ha sido víctima de violencia de género en el contexto escolar
  • En Estados Unidos, en 27 Universidades (2015) revelaron que el 23% de estudiantes universitarias habían sufrido agresiones sexuales o conductas sexuales indebidas.
  • En la Unión Europea, 1 de cada 10 mujeres declara haber sufrido ciberacoso desde la edad de 15 años
  • En América Latina y el Caribe (según la OIT, Organización Mundial del Trabajo, 2019) las mujeres ganan 17% menos salario que un hombre por hora trabajada.

El estudio mundial sobre el homicidio (2019) realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC siglas en inglés) revela que los homicidios registrados contra mujeres y niñas son cometidos por sus parejas íntimas o exparejas (82%) y por su entorno familiar (64%).

Las mujeres experimentan día con día la inequidad de género, algún tipo de discriminación, alguna forma de violencia y permanentemente juicios o sufren la imposición de estereotipos de género, esta última está tan dentro de las sociedades que muchas personas no las llegan a percibir.

Por ello, a nadie sorprenda las mareas de mujeres inundando las calles de las ciudades del mundo demandando justicia para la madre, la hija, la hermana, la amiga, la compañera.  Todas las mujeres terminan conociendo al menos a una mujer de su entorno que ha sido vulnerada, discriminada, desaparecida o asesinada.   

Donde alguien ve las cifras estadísticas frías, otras ven nombres de mujeres, niñas que no volverán a casa, sueños que no se cumplirán, esperanzas rotas, corazones que ya no laten y que calientan las entrañas de indignación frente al silencio de los Estados, la complicidad del sistema, el cinismo y  la justificación al perpetrador que condena a la víctima.

Las mujeres han decidido romper el miedo y salir a manifestar, para hacer presencia, a gritar por aquellas las que ya no están y no tienen voz. Cada consigna adquiere sentido y voluntad para provocar el cambio de lo establecido como norma, porque No estamos todas, Si tocan a una respondemos todas, Vivas nos queremos, Yo te creo, porque se podría caminar Juntas, libres y sin miedo.

Las consignas que se leyeron en Fráncfort el fin de semana no se diferencian de las de otros puntos del planeta: Mi cuerpo me pertenece, Tengo algo mejor que hacer que verme bonita, Las ropas no determinan el consentimiento, El lugar de una mujer es dentro de la resistencia, quiero sentirme a salvo cuando camino a casa sola y además con el toque político destruye el sistema, juntas contra el racismo, sexismo, antisemitismo, discriminación, afd 1 y otras mierdas.

En fin, se exige una vida digna sin violencia, pero ¿cuánto cuesta sensibilizar al otro? Cuesta mucho cuando se habla desde la otra vereda, desde el privilegio del goce de derechos, también es muy fácil cuando se mira con distancia, sin informarse y menos aún implicarse. Ahora que estamos bombardeados de medios, de canales para la inmediatez es urgente cambiar la mirada al estado de cosas, de reflexionar, de cuestionar y cuestionarnos.

Acciones para los hombres

Estamos conmemorando una fecha tan simbólica y una pregunta que hicimos a las participantes de la concentración del 8 de marzo en plaza de Römerberg de Fráncfort fue: ¿Qué pueden hacer los hombres para apoyar las manifestaciones, los derechos, las demandas de las mujeres? 

R1.INFORMARSE: “…muchos hombres opinan, se solidarizan o critican, pero critican desde la desinformación”.

R2. FORMARSE E INFORMAR A OTROS: “…dentro de las resistencias del machismo está el NO considerar a las mujeres interlocutores válidos, entonces dado que  eres un hombre feminista o defensor del feminismo te escucharán. Te escucharán a ti como hombre, de ese modo se rompe la cadena de la desinformación, la cadena de prejuicios que se tejen alrededor del feminismo”.

R3. LUCHAR POR DERECHOS A NIVEL LEGAL: “por ejemplo, al ejercicio de la libre sexualidad. El hombre no está implicado en este sentido biológico con el tema del embarazo…  En ese sentido buscar el equivalente. El hombre tiene acceso a anticonceptivos que no le afectan físicamente, no es cuestionado si ha tenido un encuentro sexual que termina en embarazo, y no responde por ese embarazo.

En cambio a la mujer se le cuestiona moralmente y legalmente si desea interrumpir el embarazo. Encontrar vías en donde los hombres saben que tienen un derecho, que por no ser un derecho igual para todos, es un privilegio. Entonces pugnar porque no solo yo, como hombre tenga ese derecho, sino que lo tengan las demás”.

R4. NUEVAS MASCULINIDADES: “ocuparse cómo viven sus masculinidades, cómo pueden resignificar esa forma de masculinidad imperante. Son muy interesantes esos grupos que están surgiendo ahora en los cuáles los hombres se sientan y hablan sobre las formas en las cuales los estereotipos de género les afectan y de qué manera ellos mismos pueden deconstruir estereotipos y definirse con más libertad”.

R5. ROL ACTIVO: “asumir un rol más activo en las discusiones donde radican los machismos más flagrantes, necesitamos confrontación, necesitamos que ciertas cosas, ciertas actitudes no se toleren. 

Lo típico, frente a los piropos, a las fotos de una mujer desnuda que se envían en los chats y que luego los amigos le ríen la gracia. Es necesario que los hombres tomen una actitud mucho más combativa y pongan fronteras y actúen. Que no esperen que las mujeres estemos todo el rato trazando la línea de lo que no está bien y no admitimos. Que den un paso adelante y ellos empiecen a confrontarlo también”.

R6. REFLEXIÓN: “sobre el papel que pueden adoptar para apoyar sabiendo que esto es una lucha encabezada por mujeres y donde las mujeres toman el protagonismo.

Un ejemplo es que en manifestaciones como estas pueden encargarse de los niños, cocinando para que los grupos de mujeres que estamos protestando, tomando la iniciativa política tengamos que comer, cuando volvemos a casa. Una de las grandes reivindicaciones del 8 de marzo es la necesidad de visibilizar los cuidados, que suelen recaer en las mujeres y que deberían repartirse todos los días del año.

Una forma de apoyar nuestra reivindicación en el 8 de marzo es asumir toda esa carga, contribuir a darle visibilidad a lo invisible y  darnos apoyo práctico”. 

R7. VERDADERA EMPATÍA: “es un pedido para hombres y mujeres, siento a veces que es muy lindo, muy cool, utilizar la palabra feminismo, veo a muchos hombres deconstruirse como todos que estamos caminando en este proceso, pero a la hora de la verdad no hay una suficiente empatía. Se vuelve un doble discurso”.

R8. COMPRESIÓN: “intentar mirar con nuestra óptica, que es distinta a la óptica de los hombres”.

R9. RESPETO:

Te invito a responder a esta pregunta y conversar con tu pareja, con tu padre, tu hermano, con tu compañero de trabajo. El camino para el cambio aún es largo y cada pequeño cambio, en cada pequeño círculo va marcando la diferencia, las fronteras que nos alejan a hombres y mujeres deben caer desde las bases en las que el machismo se construye – el silencio.

¡Te leo!

Notas

  1. *AFD siglas de Alternative für Deutschland, (Alternativa para Alemania) es un partido político alemán de ideología euroescéptica, que se sitúa entre la derecha​ y la extrema derecha.
Ver comentarios (7)
  • Lo importante es conocernos como personas en igualdad de condiciones, tanto mujeres como hombres debemos desaprender lo que hemos aprendido de una cultura evidentemente machista. El momento que lo hagamos y aprendamos a reconocernos con sentimientos, con necesidades y con limitaciones , será el momento en que hombres y mujeres podamos construir un mundo de igualdad y respeto. Instó a las mujeres a empoderarse de sus derechos y a los hombres a romper los estigmas sembrados desde siempre,

  • El aporte de los hombres sería respetar y apoyar las luchas de las mujeres feministas del mundo, respetar su libertad de protestar y organizarse . Ponerse en los zapatos de las mujeres que son víctimas del machismo no juzgarlas o revictimizarlas. Revalorizarse como seres humanos que al igual que las mujeres no deben guiarse por comportamientos impuestos desde machismo también deben buscar ser libres de estigmas. Los hombres y las mujeres tienen el poder de cambiar la realidad y mejorar la calidad de vida de los más afligidos en este mundo. Los derechos no se piden se exigen.

  • Tanto hombres como mujeres debemos no solamente profesar un discurso feminista, sino también acercarnos con acciones concretas a una praxis de igualdad en diálogo y reflexión sobre los roles de género. Los hombres van tomando conciencia de la cultura patriarcal y creo se encuentran en un proceso de ajuste, porque aún se suscitan muchas contradicciones entre lo que piensan, hacen, quieren, etc., del nuevo paradigma con el cual se enfrentan. Yo he visto hombres muy desorientados y en crisis con su rol de proveedor, o también con su nuevo rol de dueño de casa, por ejemplo. Es importante el diálogo y la reflexión, además la empatía para apoyarnos en estos tiempos de cambio. Por su puesto queda mucho por hacer, ya que aún hay hombres y mujeres (sí, también mujeres) que está en contra de la igualdad de mujeres y hombres, en la casa y en el espacio público, en su rol en la sociedad. Por otra parte, un verdadero cambio debe darse también desde las instituciones y el Estado y para ello es necesario tematizar desde la agenda política, una sociedad en donde se haga justicia por los crímenes de género y violencia sexual.

  • Qué firmes palabras Ariel, “los derechos no se piden, se exigen“, así como el vivir libres de los estigmas. Me quedan tus palabras vibrado desde la posibilidad cambiar la realidad. Gracias por tus aportes.

  • Qué importante es tematizar desde todos los espacios para alcanzar cambios, esos que trasladen el discurso en práctica. Gracias Gala por tus palabras.

  • Necesitamos hombres feministas que realicen acciones feministas, sin miedo. Hombres con opiniones menos tibias, más revolucionarias. Pero también necesitamos, nosotras mujeres, entregar responsabilidades a aquellos hombres feministas que se mueven en espacios de denuncia, de generación de políticas públicas, de protección legal. Debemos darles la responsabilidad de empujar también, sin pensar que eso nos debilita o se contrapone con nuestra reivindicación. Tal vez esos hombres sean pocos, tal vez sean muchos más de los que nos imaginamos… Necesitamos encontrarnos con ellos, tomarlos de la mano, porque quizás puedan ir de nuestra mano rompiendo y bailando también…

Deja un comentario

© 2019 FemFutura. Derechos Reservados.