Ahora leyendo
Mi luna nueva: el proyecto que educa a las adolescentes sobre su menstruación

En esta ocasión entrevistamos a la pedagoga Lydia Martínez Flores quien creó el proyecto Mi luna nueva. Mediante pláticas, talleres e información a través de redes sociales, el equipo de este proyecto busca educar a las adolescentes y a sus padres respecto a todo lo que implica este proceso y los cambios que se generan biológica y emocionalmente.

¿Cómo fue que nació el proyecto de Luna nueva? ¿cuál es la importancia de darle esta información a adolescentes?

Este proyecto surgió por dos razones, primero como mamá de una preadolescente necesitaba material para poder apoyar a mi hija. Sin embargo, no lo encontré y quería hacer un libro para ella, pero primero necesitaba información acerca de qué sienten las niñas sobre su primera menstruación y temas relacionados. Por esto comencé un pequeño taller para mi nena y dos o tres amigas, posteriormente las mamás pasaron la voz y así comenzó a replicarse.

El otro motivo fue que me di cuenta, como docente y orientadora, que los adolescentes no conocen su cuerpo. Falta mucha información acerca de nuestra fisiología, sobre todo a nivel emocional. Nuestros jóvenes están desinformados a pesar de tanta información en internet, eso los confunde más.

Háblanos sobre la educación menstrual y los nuevos aprendizajes que las adolescentes deben tener presentes junto con la sociedad

Primero es importante reconocer como tal el término de educación menstrual. En un inicio las personas lo confunden con educación sexual, sin embargo, es diferente. Yo me enfoco en el reconocimiento de nuestra ciclicidad, de nuestro ciclo menstrual no solo a nivel fisiológico, eso lo enseñan en la escuela, sino a nivel emocional. Sobre todo explicando las razones de cierta sintomatologías como, por ejemplo, las adolescentes me preguntan: ¿qué es un cólico? La mayoría saben que se presentan, pero en realidad no nos explican qué es. Yo les digo que es un pequeño espasmo en el útero para facilitar la caída del endometrio.

En cuanto a nivel social, aún podemos ver que hablar de menstruación es un tabú, muchas mujeres no están acostumbradas a hablar de su ciclicidad con mucha facilidad. Incluso conocer nuestros cuerpos, tocarlos y aprender de ellos aún es tema de vergüenza o que está mal visto.

Debemos educar desde pequeñas para que podamos cambiar la perspectiva de lo que significa la menstruación, siendo algo tan natural pero que nadie habla del tema. Es absurdo, hay que informarnos, comenzando con nosotras mismas. Hay que acudir a las escuelas, con los padres y madres de familia y promover la educación menstrual desde diferentes ángulos. En lo fisiológico con los especialistas correspondientes, a nivel emocional a través de alfabetización emocional y a nivel holístico, para entender nuestras raíces y así fomentar una educación integral.

Imagen: Facebook de Mi luna nueva.

¿A qué te refieres con la frase “Si conoces tu ciclo menstrual, seguramente conocerás tus emociones”? ¿cuál es la importancia de que en tus talleres asistan padres y madres a acompañar a sus hijas? 

Esta frase hace énfasis al autoconocimiento, cuando una mujer sabe en qué fase del ciclo menstrual se encuentra es mucho más fácil para ella aceptarse, ya que es más consciente de sus emociones. Sabe la razón de su comportamiento y esto la hace sentir más segura en comparación de mujeres que no lo ha vivido. Somos cíclicas y solemos repetir patrones, es mejor que aprendamos a identificarlos.

Es muy importante que tanto las pequeñas como los padres y madres de familia acudan a los taller porque así todos aprenden y están en la misma sintonía en la información. Por ejemplo, sobre el tema de alternativas menstruales es de suma importancia que las mamás y papás estén al tanto de las opciones que pueden tener las adolescentes y las mujeres en general para escoger la mejor alternativa menstrual.

Para mí es de suma importancia la cuestión emocional y promuevo el fortalecimiento de lazos emocionales entre padres y madres e hijas. Es un momento maravilloso y único porque reconocen que la hija o que la adolescente está en un momento de transición que no es fácil. Además, se fomenta la unión, la convivencia y la confianza. También se pueden hacer algunas dinámicas para que reconozcan y honren su árbol genealógico femenino. Es decir, honramos a nuestras mujeres que fueron parte de nuestro linaje para poder vivir nuestra menstruación de una forma más libre y abierta.

¿Cuáles son los otros temas que manejas en tus videos o lives?

En los lives promuevo el conocimiento, que las madres, padres e hijas tengan información veraz de especialistas, ya que información existe y mucha. Sin embargo, cuando puedes interactuar con la audiencia o con el especialista, se hace mucho más cómodo y se genera un ambiente de confianza.

Lo que promuevo es que haya acercamiento y que tengamos una cultura de prevención. De que no todo es normal, hay que enfocarnos y observar nuestro cuerpo, nuestro sentir para así tomar acciones adecuadas. Nos falta mucha información con respecto a la menstruación y los cambios que conlleva.

Con respecto a la vacuna del VPH, es un tema controversial, ya que algunos afirman que tiene consecuencias y que no es recomendable. Sin embargo, existen estudios en donde se ha demostrado que las mujeres que tienen el virus y fueron vacunadas, tienen menores efectos en comparación a las que no se vacunaron. Este tema es relevante ya que la primera dosis es entre los 10 y 11 años, posteriormente se aplican uno o dos refuerzos. Es por eso la importancia de los lives con las especialistas para que nos puedan aclarar todas estas dudas.

Las especialistas que apoyan Mi Luna Nueva son: una ginecóloga general, una endocrinóloga pediatra, una ginecóloga infantojuvenil, una especialista en alternativas menstruales y yo, que estoy enfocada en la parte emocional y pedagógica de los talleres.

Aún nos falta cubrir la parte de nutrición y dermatología, como puedes observar es un proyecto integral que abarca mucha información y que me llevó meses prepararlo e informarme acerca de qué especialistas son necesarias para ayudar a nuestras adolescentes, quienes lamentablemente se quedan en el olvido. Es un proyecto de mujeres para mujeres y así poder contribuir en el autoconocimiento femenino dejando atrás tabúes.

¿Qué otros temas o espacios crees que sean necesarios cubrir en el futuro con tu proyecto?

Quisiera comentar que pronto comenzaré una campaña en escuelas para llevar una plática a los padres y madres de familia acerca de educación menstrual enfocado a la menarquía. Del mismo modo pretendo capacitar a los docentes de cuarto, quinto y sexto grado de primaria, ya que ellos están en contacto directo con las alumnas y necesitan ser empáticos para con ellas en sus cambios emocionales.

En una encuesta que realicé descubrí que más del 80 por ciento de las encuestadas comentaron que les daba miedo tener su primera menstruación en la escuela. Es por eso la importancia de educar emocionalmente acerca de la ciclicidad de la mujer en la escuela, para que esta forma de sentir cambie y así también podríamos comenzar una reforma educativa enfocada a la educación menstrual.

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

© 2019 FemFutura. Derechos Reservados.

Scroll To Top