Ahora leyendo
Mujer embarazada recibe un disparo en el vientre y es juzgada por la muerte del feto

Marshae Jones, de 27 años, es una mujer de Alabama quien está siendo juzgada por homicidio debido a que recibió un disparo mientras estaba embarazada. En diciembre de 2018, Marsha tenía cinco meses de embarazo cuando comenzó una pelea con otra mujer, ella le disparó en el estómago. Ahora se le quiere juzgar por asesinato debido a la muerte del feto en su útero. Mientras tanto, la mujer que le disparó está libre de cargos.

El día miércoles, Jones fue acusada por el cargo de homicidio y se encuentra en la cárcel de Jefferson, la fianza para que pueda continuar su proceso en libertad es de 50 mil dólares. Según los jueces, la única y verdadera víctima de este incidente fue “el bebé no nacido”, se encontró a Jones culpable debido a que ella inició la pelea sin pensar en su futuro bebé, además se consideró que la mujer que le disparó lo hizo en defensa propia.

El fondo Yellohamer, una asociación sin fines de lucro en Alabama, está recibiendo recursos para juntar los 50 mil dólares que permitan liberar a Marshae Jones. Además, buscarán darle asesoría legal y asegurarse de que tenga acceso a la justicia.

Marshae Jones was indicted for manslaughter for losing a pregnancy after being shot in the abdomen FIVE times. Her…

Posted by Yellowhammer Fund on Thursday, June 27, 2019

Las leyes más severas contra el aborto

En mayo de este año, el gobernador de Alabama, Kay Ivey, firmó una ley en la que se criminaliza el aborto en cualquier circunstancia, incluyendo incesto y violación. Alabama es uno de los 38 estados que reconocen el “homicidio fetal” como un crimen y al feto como una víctima potencial. Incluso, cualquier doctor/a que realice un aborto podría recibir hasta 99 años de cárcel. Es decir, un médico que ayude a una mujer a abortar podría pasar más tiempo en prisión que un violador.

Este caso ha preocupado a la comunidad debido a que las duras leyes contra el aborto en Alabama se están utilizando para restringir la libertad de las mujeres y, finalmente, acusarlas por la muerte de un feto. Es decir, las mujeres tienen menos derechos que los fetos no nacidos.

En este sentido, Marshae Jones está siendo juzgada por recibir un disparo en el abdomen que le produjo un aborto, mientras que la persona que cometió el crimen se encuentra libre. Para las personas que defienden los derechos reproductivos y apoyan el aborto, este es un ejemplo de cómo estas leyes están creadas para criminalizar a mujeres de bajos recursos, especialmente a las mujeres de color.

Desde hace varios años se ha analizado como en Estados Unidos existen leyes que criminalizan a las “malas madres”. Por ejemplo, también pueden meter a alguien a la cárcel si por consumo de drogas se produce un aborto espontáneo. En otros casos, las mujeres han sido acusadas por la muerte de sus hijos en accidentes. Inducirse el aborto también es otro motivo para ser juzgadas.

Estas leyes de Alabama muestran que la sociedad tiene altas expectativas de las mujeres embarazadas, ya que se piensa que cuando una mujer va a tener un bebé su única responsabilidad es dar a luz a un bebé sano. Cualquier acción que hagan que pueda ser “dañina” para el feto, es considerada como un acto criminal.

Derechos reproductivos y prejuicios raciales

Activistas por los derechos de las mujeres ven en estos casos ejemplos de cómo se criminaliza a las mujeres por no cumplir con los estándares sociales de lo que se cree es ser una “buena madre” y de cómo se deben comportar las mujeres embarazadas.

Aunque esto le puede suceder a mujeres de distintas razas, el sistema de justicia de Estados Unidos es especialmente más severo con las mujeres negras. Todavía hay muchos prejuicios sobre las madres de esta raza. Por ejemplo, existe el término welfare queen, el cual describe a una madre soltera negra que injustamente hace que el estado pague por la crianza de sus hijos.

Muchos legisladores están más interesados en criminalizar a estas mujeres, en vez de crear mejores condiciones para que se reduzcan los problemas sociales que afectan a las mujeres de bajos recursos. Para muchas personas, este es el inicio de lo que será el futuro de Alabama con estas nuevas leyes.

Además, los estados con las leyes más estrictas en contra del aborto también son los estados con menos recursos de este país. En muchos de ellos hay altos índices de pobreza, de muerte materna e incluso mortalidad infantil.

Alabama es el sexto estado más pobre y en el cual las mujeres negras tienen tres veces más probabilidades de morir que las mujeres blancas en el momento del parto.

Al respecto, la escritora y activista ShiShi Rose escribió en su cuenta de Instagram: “Solo quiero recordarles que todo esto es acerca de la supremacía blanca. La pérdida de derechos reproductivos no empieza ni termina con el derecho de abortar. Antes que nada, todo esto se trata de quitarles a las personas negras su derecho a decidir, controlar el cuerpo de las personas negras como lo han hecho por siglos, seguir apoyando la supremacía blanca y seguir llenando las prisiones.

Las personas negras son y serán siempre las mayores víctimas en cualquier ataque a los derechos humanos. Es por esto que digo KAREN NO QUIERO OÍR MÁS COSAS SOBRE TU MALDITO ABORTO. Esto nunca se trató del aborto. Dejen de hablar de la injusticia reproductiva como si no estuviera de la mano con la supremacía blanca. No puedes luchar contra una y dejar de lado a la otra.”

Con información de Vox.

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

© 2019 FemFutura. Derechos Reservados.

Scroll To Top