Ahora leyendo
Otras fronteras para la escribiente de su país

Otras fronteras para la escribiente de su país

Hellen Baca
María Angélica Muñoz Jiménes escritiora Chile FemFutura

CRÓNICA VIOLETA – Experiencias de mujeres migrantes

Crónica Violeta es un espacio de diálogo sobre la migración de mujeres para abordar y abrir nuevos itinerarios, nuevas búsquedas y caminos que nos signifiquen ampliar conexiones en los procesos de cambio y de movilidad. La experiencia migratoria de mujeres también está marcada por recurrentes estereotipos, unos velados y otros bien identificados, que pocas veces son expuestos.

En la semana del 14 al 18 de octubre se llevó a cabo la 72va Feria del Libro en la ciudad de Fráncfort del Meno en Alemania. Esta feria se realizó en una versión inédita debido a la pandemia, la que en lugar de menguar vuelve con fuerza azotando a Europa con una segunda ola.

La Feria del Libro en Fráncfort es la mayor feria del mundo en esta categoría, donde acuden 7 mil expositores de 102 países y cerca de 300 mil visitantes de 137 países. Este encuentro es de gran importancia para el mundo editorial. La feria del 2020 se planteó de manera virtual, con escasos encuentros presenciales y bajo estricta vigilancia de las normas de distanciamiento social.

Varios eventos se realizaron en las instalaciones de la Feria Internacional, así como en diferentes puntos de la ciudad donde expositores, autores y artistas del medio se dieron cita en escenarios multimedia, en los que se contó con menos de un tercio de los expositores.

En esta edición especial de la Feria del Libro se destacó  la participación de RohkommTV, un espacio de producción y creación de contenidos periodísticos, culturales, sociales, políticos, cobertura de eventos y entretenimiento enfocado en la comunidad hispanohablante de la región del Rin-Meno. Uno de los principios de este medio digital es dar visibilidad a la población migrante residente en la región. En este contexto tuvo lugar la presentación del libro Puro, Impuro Chile de la escritora chilena María Angélica Muñoz Jiménez, con quien conversamos.

Puro, Impuro Chile es un libro muy actual, nos dice su autora, más aún frente a la reciente aprobación unánime que abre camino a la construcción de una nueva constitución, la cuál reemplazará a la constitución que rigió la dictadura y 30 años de democracia. 

María Angélica me recibe con una amplia sonrisa. Ella es una mujer migrante, escribiente de su país al cual nos acerca con sus palabras, sus historias, sus libros; narra con pasión las vivencias en su Chile y no hace más que emocionarme también. María Angélica vive en Hamburgo y desde ahí nos ofrece una reflexión sobre su arte, su creación en medio de la cotidianidad sumergida en el mundo alemán.

Me dice que escribe desde pequeña, desde que puede escribir. –Ella contemplaba la naturaleza y se maravillaba inspirándose, dando sus tímidos primeros pasos en el mundo de la escritura.   

Puro, Impuro Chile es su segundo libro, el primero fue La mágica emoción de ser humano. María Angélica, siempre quiso publicar un libro, pero le tomó años atreverse.  En uno de sus viajes al Camino de Santiago sintió que era el momento –debía concretar la publicación de su libro y realizar tantos otros sueños que abrigaba y sigue abrigando.

La mágica emoción de ser humano es un libro que resultó de la colección de su amplia creación. En él recoge poemas, cuentos en los que se mezclan la fantasía y la realidad, donde la autobiografía y otras vivencias observadas cobran vida.

“Depende de lo que has vivido, sin ese fondo que traes, sin esa experiencia de vida, sin todo eso no podrías escribir el libro como lo escribes”.

María Angélica desnuda su alma al escribir, con una metáfora describe esta desnudez.  

“Es como si tu cuerpo tuviera plumitas y te vas desprendiendo de ellas. Las vas soltando, las dejas volar por el aire y una vez que las sueltas te vas sintiendo más liviano, no vale cargar tantas cosas que ya no te sirven en tu vida… En algún momento hay que soltarlas al universo y el universo se encarga de hacer con ellas lo que quiera.”

La autora escribe sobre Chile, viviendo en otras latitudes y cuando escribe vuelve a sus raíces y siente que es una forma de hacer patria a la distancia, porque los temas que aborda “son toda esa madeja de sentimientos que envuelven a una persona que vive lejos de su patria.”

El sentimiento que muchas mujeres migrantes comparten es no sentirse completamente parte del lugar que habitan, por muchos años que vivan fuera del país de origen hay lazos tan íntimos y profundos de la familia, las costumbres, la cultura. que siempre están presentes y unidos como un tejido único y armónico. Esta sensación de no irse del todo del país al que consideran “pertenecer” y tampoco “estar”  viviendo en el país de acogida es una constante. 

María Angélica lo describe como vivir en un limbo, en un punto intermedio, dividido por el océano.

“Se nota que eres de otra cultura, aunque vivas muchos años aquí, tampoco te hace ser alemana, aunque adoptes muchas costumbres y formas de vivir del lugar.”

La observación positiva de María Angélica rescata que el vivir estos espacios intermedios en dos países diferentes permite generar algo más enriquecedor, te vuelve más versátil, más flexible como persona. Precisamente esta vivencia migrante le ha permitido alzar la voz por su país. Escribir sobre Chile se ha convertido en una responsabilidad para ella, porque ahora posee una perspectiva de país diferente, el vivir lejos le ofrece esa “otra” mirada y la convicción que es posible hacer las cosas de otra forma y no solamente como la gente vive ahora mismo allá. 

María Angélica hace una pausa para abrir la puerta a su perrita, mientras indica que su recurso imprescindible para escribir es la memoria, esta es una fuente inagotable de estímulos para escribir. Cuando las situaciones pasan en el mismo momento no se las puede mirar con claridad y al escribir desde la memoria le permite ser una observadora de la distancia y el tiempo.  

Escribir es terapéutico, escribir es sanador, liberador dice la autora. De su experiencia muchos momentos dolorosos o estados de melancolía han sido superados gracias a la escritura, considera que escribir se convierte en un punto de conexión entre personas, entre corazones. Además, en sus libros muchos temas difíciles son tratados con mucha sensibilidad, donde busca rescatar aquello que eleve al ser humano y que le permitan ofrecer rayitos de luz y esperanza.  

Nuevos proyectos prepara María Angélica, actualmente está inmersa en un proceso de escritura colectiva con tres mujeres, esta experiencia le resulta enriquecedora y gozosa donde se conoce y va conociendo a sus colegas a través de la escritura. También tiene otros proyectos literarios individuales como la publicación de cuentos infantiles, la traducción de uno de sus libros, entre otras actividades y eventos de la escena literaria.  Podemos decir que María Angélica es una trabajadora incansable de la palabra.

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

© 2019 FemFutura. Derechos Reservados.