Ahora leyendo
Poema de encierro

Poema de encierro

Fabiola Domenique
Mujer mirando en el espejo FemFutura

Escribo a las dos de la mañana, 

A las tres,

A las seis

Atrapada entre el deseo de salir y el de no querer dañar a nadie

el dedo y la culpa puesta en mi

Sin balcón, sin ventanas,
en un vecindario sin vecinos

Sin ganas de desarrollar el arte

La creatividad en fuga

    elusiva
            inaccesible.

Estirar las piernas también estira la esperanza,
o al menos,
la calma.
Lavo mis manos
cual Pilato menguante

fuera del psiquiátrico, de la calle, de la cárcel,

por ahora.

Afuera ya no hay tianguis
los puestos dispersos sin clientes
Afuera hay changarros que aguantan languidecer despacio
mientras aguardan ser barridos por azules
sus memorias grabadas hondo con sangre

Huir también es estrategia

Afuera hay una ciudad que ya no es nuestra
que nunca lo fue

Afuera copulan los ositos panda 

y va Don Lupe camino a la central de abastos,

José riega la milpa y María afana en la cosecha

bajo el mismito sol de siempre.

La sentencia no acaba con las compras en línea y las entregas a domicilio,
El joven repartidor en bicicleta pedalea contra el viento
Hay manos en todos lados.
Afuera hay quien arma fiestas, me alcanza tenuemente el sonido de sus bocinas

afuera no te cuido, sólo adentro

Afueeeeeera,

Afuera nadie es nada, sólo adentro…… 

Afuera hay sentencia de muerte a los viejos

a los obesos
los hipertensos,

Pienso en la abuela 

y el espacio que nos separa
la veo grande, canosa, redonda,
desparramada sobre el colchón
bailando con las manos Despedida con mariachi

Pienso en la abuela y la oigo gritar ¡Ay, ay, ay!
De emoción y no de dolor
Aunque le duela la cadera de una caída, de dos,
Se queja pero no se fractura,
Es mucho más fuerte que yo

Afuera hay sentencia de muerte a las suicidas
a las prohibidas,
las desnutridas

Afuera no están las señoras, excepto las que sí,

cargando con plebes y todo, más temerosas del hambre

Afuera habita el oxímoron de las “esenciales” prescindibles

desechables como sus cubrebocas baratos
Afuera se inventan guerras
mientras los hombres asesinan a las que aman,

matar es parte   del paquete masculino       del amor

Afuera hay secuestros a batas blancas, destierros,
Afuera hay ataques de ácido clorhídrico a enfermeras
la sanitizadora suciedad en pánico,
blanqueada con delirios de pureza, 

exige simulacros de seguridad

Todos somos sospechosos


Desde fuera, nos penetran la tempestad sin consentimiento
Con discursos tramposos y optimistas
nos palmean la espalda

todo estará bien, nos dicen, 

¿bien para quién? ¿Bien para quiénes?
Bienvenida a la “nueva normalidad”

¿Afuera hay campaña de prevención o ataque a nuestras defensas?
Contagian el virus del miedo y enferman de estrés a la gente

Plagada de falsas noticias,
Con crisis nuevas y viejas crisis

Sin cura alguna, excepto esperar

Y obedecer

 Paro.

Me doy tregua aunque
no
hay
tregua

Sobrevivo a base de chatarra y videos de tik tok
Cansada de la virtualidad
de mi existencia de gato

Plantada en vida
con bits polinizadores que esparcen mi semilla,
los memes son mi polen

En shock, sólo mis pezones son libres

enhuelgada del alma

Soñando con saqueos y asaltos al cielo

lavo los trastes y estornudo en la parte interna del brazo

Cuando se rompe el corazón se rompe el cuerpo,
quien te rompe el corazón te descuartiza el cuerpo
coloniza la mente
Para la maquinaria, ya no produce
frenamos en seco y nos fuimos de bruces

Sin tocarse,

Sin tocarnos

Sin acariciar el aire entre las dos

Unidas en la distancia
Con el extraño confort de sentirme acompañada en la locura

En este experimento de cuarentena masiva

En las noches sin oscuridad
Iluminadas por pantallas y lámparas

Noches sin descanso

Sin descargar tik tok,
Sin saber usar tik tok, tik tok, tik tok, tik tok

Abrazo la almohada, aprieto los ojos,

Y aún sin reloj

Escucho tic toc, tic, toc, 

Se alarga el tiempo

Tic….

Toc….

Tiiiic….

toooooc….

Sin solución
Mientras afuera llueve fantasías de extinción
y salvación

El brillo sombrío del futuro anterior nos demuestra

que la mayor amenaza
está dentro: no hay salto que dar

Es hora de salir desnudas.

————————AFUERA de este poema  XD
Afuera no están las señoras, atareadas en casa cuidando la vida y la lumbre
las que tienen casa.

donde el metro conserva su característico olor a sudor y agresión

Afuera no circulan coches,
sino torbellinos de hoja y polvo que viajan a sus anchas

levantando cubrebocas y guantes del suelo

Ella olvida que desayunó pero recuerda  saludarte con el codo


Le marco a mamá porque pasa el día sola

sin web, sin tele, sin buena señal
y le noto caminar con dificultad, cuidando no caerse por el empedrado
para escucharnos mejor
Si se preocupa no lo transmite
Le marco a mamá porque la necesito
lloro al teléfono y me consuela

me miente sin mentirme

Vamos tomando turnos

Escribo y Leo me aproxima jícama en trozos y horchata de coco
Suspiro
e inflo los pulmones con dulce aroma a cariño

los siento ocupar su sitio en mi pecho
Roba un pedazo de fruta y me besa la frente
Estar así aquí es más fácil porque estoy contigo

Lo pienso y le miro, no lo digo, 

– Tengo la voz guardada para emergencias.


Ver comentarios (0)

Deja un comentario

© 2019 FemFutura. Derechos Reservados.