Ahora leyendo
Teatro en casa: “Lungs”, de Duncan MacMillan

Teatro en casa: “Lungs”, de Duncan MacMillan

Diana M.

The Old Vic, uno de los teatros más icónicos de Londres, fue de los primeros en cerrar cuando inició la cuarentena y el primero en anunciar la transmisión de obras representadas en vivo con montajes que respetarán la distancia social. Claire Foy y Matt Smith regresarán a sus papeles de LUNGS (Duncan Macmillan) para inaugurar esta temporada de ‘Old Vic: In Camera.’ Para subirme al tren de la novedad, les comparto el texto que escribí cuando vi la obra en octubre del 2019. 

Duncan Macmillan, dramaturgo, acababa de cumplir treinta años, tenía trabajo, una hipoteca y estaba a punto de casarse. Su pareja y él se preguntaron si la paternidad era el siguiente paso y decidieron adoptar un gato, lo cual no estaban seguros de si era práctica o sustituto para un bebé.

Durante ese periodo escribió el primer borrador de LUNGS, obra sobre una pareja que se cuestiona si es sensato tener un bebé cuando el mundo está marcado por malestares sociales y ecológicos.  No fue sino hasta que lo volvió a leer que notó lo mucho que su investigación ambiental se entrecruzaba con sus inquietudes personales. 

Tengo treinta años. Esa parece ser la edad para hacerte preguntas sobre el estado de tu vida. Creo que no hablo sólo por mí, he sido parte de suficientes conversaciones existenciales como para corroborarlo. Al parecer no importa si tienes un doctorado, si estás casada o te dedicas a viajar; si eres dramaturgo, ingeniera o psicóloga.

De una u otra forma, la gente tiende a hacer(se) preguntas sobre el siguiente gran paso como si el tres-cero fuera un muro de escalar que requiriera predeterminar nuestros cálculos. El estado de escalando-un-muro ha deambulado en mi mente desde hace algún tiempo. Permaneció al margen durante un rato después de que me mudé y empecé un posgrado en teatro. Pronto me convertí en adicta a los escenarios locales y fue así como LUNGS llegó a mi vida. O más bien, fue así es como Duncan Macmillan reapareció en ella. 

El sitio web de The Old Vic dice: ‘Podría volar a Nueva York y regresar todos los días durante siete años y aún así no dejar una huella de carbono tan grande como si tuviera un hijo. Diez mil toneladas de CO2. Ése es el peso de la Torre Eiffel. Daría a luz a la Torre Eiffel’.

Cuando Duncan Macmillan habla sobre LUNGS (ocho años después de su estreno), admite que, en ese momento, la pensó como una obra de teatro sobre una pareja ansiosa que usó el cambio climático casi como una excusa para distraerse de un compromiso a largo plazo. Esta vez mira hacia atrás y se da cuenta de que, si bien ha dejado atrás algunas de esas ansiedades, hay una cosa que no ha desaparecido: la crisis ambiental.

Escribí sobre el trabajo de Macmillan hace meses, después de haber visto el montaje de Puras Cosas Maravillosas el día de mi cumpleaños, en los albores del trigésimo piso. Esa obra sobre la lista que una persona hace para recordarse las pequeñeces geniales en su vida tuvo un efecto importante en mí. Me significó algo valioso. Tal vez no en la forma en la que Macmillan lo esperaba (nunca lo sabré) pero sí me hizo eco de manera especial.

Ahora, un año después, lo vuelvo a encontrar con un tema nuevo en la gama de los dilemas para construir la vida: una pareja de treinta y tantos que discute si quiere (o debería) tener un bebé. Encajo en el perfil, aunque todavía no en la discusión. Una amiga me dijo que hay un reloj biológico que de repente se prende. Me siento un poco escéptica al respecto, pero no sé, tal vez sea negación, porque sé que si llega ese momento, yo también estaré aterrada por parir una Torre Eiffel que marcará el resto de mis días (y los del mundo, aparentemente). 

He aquí dos temas recurrentes en la sociedad actual: la paternidad y el cambio climático. Pero ese combo es simplemente la primera premisa. Junto con las ansiedades por la huella de carbono, LUNGS es una oportunidad para reflexionar sobre la dinámica de una pareja contemporánea.

Reconoce el derecho del hombre a ser sensible y vulnerable (que lamentablemente en México no se percibe como tal), y retrata a una mujer que considera (REALMENTE considera) su papel como madre potencial. Juntos discuten lo que tener un bebé podría significar a gran escala y se esfuerzan por entenderse entre sí y entenderse a sí mismos. Eso me suena como una pareja real. Recuerdo particularmente el personaje de Claire Foy como un huracán. Pide con energía lo que le hace falta y también guarda silencio cuando lo necesita. 

Diría que esta obra está dirigida a quienes estamos al filo del muro-de-escalar, pero también reconozco el plus publicitario de tener a los protagonistas de The Crown en escena, lo que implica un público más diverso. Cualquiera que sea la razón para ver la obra, la gente no se sentirá decepcionada por la actuación del elenco en su era post-realeza.

El escenario está libre de utilería para ser congruente con la postura ambiental de Macmillan, de forma que Claire Foy y Matt Smith se valen de su talento como único accesorio. Matthew Warchus, el director, no desperdició ni un centímetro de ese escenario que asemeja un panel solar gigante. Los personajes se mueven de lado a lado, de esquina a esquina, se inclinan, recuestan, se paran y bailan. Esto le da gran dinamismo a la obra y logra el cambio de una escena a otra con gestos sencillos y sin la ayuda de escenografía o efectos de iluminación. 

Me gusta cuando la gente se las ingenia para hablar de temas ácidos con carisma. Duncan Macmillan hace eso. Sus personajes son perspicaces o aguerridos, pero su tono nunca es agresivo. Siempre hay un ambiente de ligereza, casi juguetón.

Esta obra aborda muchas ideas que podrían resumirse en UNA: la de pensar demasiado, preocuparse, abrumarse o cualquier otro estado ad hoc (lo que he llamado el estado del overness: overthinking, over worrying, overwhelming…). 

Sin embargo, centrar la publicidad de LUNGS en la duda de procrear en plena crisis ambiental limita lo que yo percibo como su significado más profundo: el de personas tratando de elegir un hilo de su enredo mental mientras la vida sigue y sigue. Sin botón de pausa.

Quizás el hecho de que LUNGS se haya escrito prácticamente en un día condujo a la fusión de todos estos temas. Puedo entender que todo salga entremezclado en el frenesí de una escritura desaforada. Eso también me gusta. La vida no tiene la simpleza de una bonita estructura narrativa. Hay mucha autenticidad en una verborrea. 

Los boletos salen a la venta el 10 de junio. Las transmisiones en vivo desde el auditorio vacío de The Old Vicdel serán del 26 de junio al 4 de julio, 2020. Para más información: 

Old Vic: In Camera https://www.oldvictheatre.com/whats-on/2020/lungs-in-camera

“Lungs”, de Duncan Macmillan

Director: Matthew Warchus

Escenografía y vestuario: Rob Howell

Iluminación: Tim Lutkin

Sonido: Simon Baker

Director asociado: Katy Rudd

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

© 2019 FemFutura. Derechos Reservados.