Ahora leyendo
“Yes, we are mexican people”: Poemas de Cynthia Franco

Yes, we are mexican people

Migrante 1 no identificado: Es Mezclado, es mezclada, es mi hermana.

Migrante 2 no identificada: Es Mulata, frijol pinto, niggar bean.

Migrante 3 no identificado: Es humano, es mi raza, es humana.

La frontera no es para todos pero la podemos sentir 

andamos de la border 

líneas imaginarias sin pasaporte

ataduras invisibles del Estado

sacrificios sin identidad, que a lo lejos, rezan:

espíritu del agua, espíritu burlón.

Migrantes buscando su lugar en el espacio geográfico 

buscando dónde aparear 

blindados por muros

vacíos colectivos tejiendo sueños que se quedan en altares

la bienvenida es un minuto de silencio 

YES, WE ARE MEXICAN BORDER PEOPLE.

Esperar la negación o aprobación de una mirada a la otra

como acto político

tu visa no tiene número de folio 

because your color is black or brown or without color

no water for your skin, we don’t have mañana 

la delincuencia es de uno por ser campesino o ser, sin adjetivos

no saber pronunciar in a perfect english that give us a better work 

una y otra puerta cerrada al encuentro de posibilidades

because YES, WE ARE MEXICAN BORDER PEOPLE.

We live in the border of the border because nos la pelamos con el Spanglish 

because we born con la bandera del no lugar

somos los del nopal en la frente

indios con paliacates vestidos de fotografías turísticas

propaganda de cadenas americanas 

ajonjolí de todos los moles para demostrar nuestra raza

Yes, we are Mexican border people.

Frontera, somos la guerra

nos salva la incertidumbre

prendemos lumbre desde nuestras manos sujetando el muro

el no espacio

bailamos entre nuestros muertos para rezar por un porvenir menos extranjero que el dólar

en todas las lenguas, en todas las formas,

en la fractura de un pueblo sin voz, que se queda con un arrullo:

espíritu del agua, espíritu burlón.

Trabajamos para la maquila de familias extinguidas

Pero seguimos existiendo, because yes, WE ARE MEXICAN BORDER PEOPLE 

por lo menos, si no nos han despojado todo, en nuestra sangre

Este vivir de huizache nadie nos lo arrebata.

Migrante 1 no identificado: Es Mezclado, es mezclada.

Migrante 2 no identificada: Es Mulata, frijol pinto, niggar bean.

Migrante 3 no identificado: Es humano, es mi hermana, es humano.

Desde tu borde, mamá

Otra vez, como siempre, te moriste madre

Otra vez me llamaste y no pude ir a cerrar tus ojos

No nos despedimos, otra vez, como siempre, te enterraron los jaguares.

Ámbar Past

Mis mejillas fueron fecundadas de norte

goteras en el pecho que nunca puedo reparar

tierra quebrada 

tanta fuga en esta agua

la lágrima del barro ¿la viste?

fue la migra: espejo negro.

¿Cuántas, cuántos buscan a sus hijos desaparecidos?

ahí, entre los muros se puede ver

en la zona norte desheredada: La frontera

refugiada en la roca y los vientos fríos

¿Dónde nacen los muertos?

¿En el desierto acaso? ¿Naces en el ocaso Frontera?

¿Dónde te juntas? Hueles a Salvia en tu nostalgia

¿Cuántos mares arrullo para unir una lengua?

¿Cuántas cruces, cuánto cruzo?

¿Cuánta hambre, cuánta sed de familia?

To junt, to junt, to junt las fronteras! 

¡El eterno retorno, una siempre vuelve mamá, mamá una siempre vuelve!

¡Si tú migras, yo también me voy!

De dónde eres me han preguntado

de todas partes, del no lugar, de la herida vengo

del blues estar

i started to autoexiliarme del aquel lado

but never stay in one place, me digo 

in my bones after perder mi acento my last name was 664

my address es el mundo

la munda me dio el primer canto, me parí con el rostro del cielo que se hunde

tan violento como su amor

to junt el amor tuve que odiar y no acordarme

al sur migran las aves dicen, como la esperanza

pero yo creo que siempre vuelven al norte, a la raíz que crece hacia abajo y sin tierra no

de donde el viento trae el llamado de la eterna muerte, la eterna sombra

somos las ixcuinan, las del norte

to junto, to junt las borders

in this woman que solo sabe transgredir orígenes

you will see cómo crece el cactus in the middle of the tremble, welcome to my side, tierra de nobody.

Tijuana                                                        

Ya no mujer joven sino mujer rotunda. 

Mis deseos ya no intuiciones sino certezas.

Gioconda Belli

Tijuanita, lo logramos

¿Ya ves que sí pusimos el pellejo?

hallaste un alma y te sorprendió la verdad

tocaste el instinto, sin querer

pero queriendo desde hace varios mares en el útero

varias llamadas a la madre recibiendo desiertos

un cuerpo vulnerable suplicando volver a sí mismo

como Ítaca, el eterno retorno 

buscando el aullido, nos perdimos 

entrando y saliendo, entrando y saliendo

huracana, fuimos cueva, nido de plaga, la sin origen

¿qué es lo que realmente duele si ya me tragué tu espina?

¿cómo se defiende una sin sostén? 

Tijuana, ya entendimos que ser víctimas no sirve de nada

si nos escuchamos

vamos prendiendo fuego a lo que no es nuestro

y en cambio, la llama crece hacia dentro, en la columna vertebral

frenéticamente, ladrando con rabia 

la aprobación es nuestra

vestidas de bestias

ya no hay culpa

solo intuición, solo corazón, solo esencia, solo tú misma.

Si no se encara, no hay rostro

si no se encarna, no es de frente

me enfrento porque veo

nos veo

nos siento

nos incomodo Tijuas

así vamos acomodando nuestros pasos

vamos en siembra tiemperas

llorando bajo un árbol las palabras secas

y nos vamos arrancando

te hablo despacio, así como entra la luz 

cuando finalmente lo quisimos

voy despacio, mirándote

y te digo hondo, sin hundirnos, a lado tuyo

en superficie de una catástrofe: la ilusión del triunfo, la enfermedad del éxito

la distracción colectiva de la aspiración

en este instante, expiro contigo, estamos siendo

en superficie, no superficial

ahora nos pronuncio con el espíritu abierto

los brazos abiertos, un sendero dispuesto para que entres

sostener toda la herencia, parir un volcán 

y quedarse, el miedo como sal, que sale, que sala

sintiendo la erupción, lento

nos arde la existencia ¿lo palpas? 

cómo atraviesa los huesos.

Dejarse habitar por la extinción y desayunar las cenizas

tranquilas, con hierba santa en la lengua

invito a mi herida en este festín

nos vemos, nos olfateamos, vamos sonando juntas, lento, sin prisa

el llamado

un canto, un arrullo nos dice: ¿Quién puede acompañar mi fiereza, quién puede abrazar mi soledad?

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

© 2019 FemFutura. Derechos Reservados.

Scroll To Top